La señora de Fátima (1951)

Filmada en la auténtica localidad portuguesa de Fátima y en los alrededores de Madrid (en Miraflores), se aprovechó el evento más importante del siglo XX que conmocionó a católicos de todo el mundo para ofrecer una visión patriótica-religiosa-política de la

La Agonía y el Éxtasis

Roma, 1508. La problemática que atraviesa el Vaticano durante el reinado del Papa Julio II no impida que el máximo pontífice encarge la creación de cuarenta estátuas para su tumba al pintor Miguel Ángel Buomarotti. La negativa inicial del artista